EXPOSICIÓN ACTUAL
Inauguración: 13 de julio

Albert Minoves, con su obra, nos abre las puertas a un mundo propio, empleando un rico lenguaje. Las claves para desentrañar el significado de sus símbolos las encontramos en lo que nos resuena cuando observamos las diferentes formas; estas habitan en espacios que, por el hecho de imaginarlos, él los ha hecho posibles.

Propuesta atrevida, fruto de una gran creatividad, que deviene de la convicción interna que existe lo que él intuye. La tarea del artista es mostrarnos lo que aún no ha sido explicado; cosmos que sólo puede ser relatado con símbolos que se convierten síntesis de su trayectoria vital. En el caso de Albert, la génesis de la forma de los múltiples horizontes, como de las figuras que los pueblan, surgen de un contexto donde la naturaleza es omnipresente: nace y crece en la selva venezolana y la pampa argentina, llenando la su mente de imágenes, de espacios y de colores; significados que sintetizará y que más tarde trasladará al lienzo, mediados por los nuevos conocimientos adquiridos como adulto. No se trata sólo de árboles de formas inéditas, de plantas o de objetos raros que desfilan ante nuestros ojos; todo ello se interrelaciona, creando un entramado sutil de líneas de fuerza que equilibran unos paisajes, aparentemente caóticos. Nos acerca a lugares inéditos que adivinamos en sus transparencias y gracias a un uso muy propio del color, fruto de la compleja aplicación de una nueva materia pictórica por él creada y que, en un juego perpetuo con la luz, adquiere mil matices y texturas, otorgándole movimiento.

La obra de Albert es un conglomerado de emociones que él expresa empleando una semiótica poética, ya que los conceptos que la podrían explicar aún se encuentran en construcción.


Dolors Comajuncosa